Cómo los objetos conectados se centrarán más en las personas

En los últimos años estamos viendo como poco a poco nos estamos sumergiendo en la era del internet de las cosas, donde distintos objetos como drones, termostatos, relojes, pulseras, gafas, neveras, automóviles entre otros están siendo conectados a la red, lo cual permite encenderlos, manipularlos y monitorizar cualquier actividad, sin importar cuán de lejos nos podamos encontrar.

Sin duda el mundo del Internet de las cosas está en auge y cada día más presentes en nuestra vida, y en parte debido a las siguientes razones:

  1. Una conexión más barata y eficiente, haciendo posible incorporar conexión a un gran número enorme de objetos, desde cepillos de dientes hasta candados de bici.
  2. Almacenamiento en la nube, lo que permite a más consumidores tener un espacio para depositar todos sus datos e información.
  3. Geo-localización, a partir de tecnologías mejoradas en los smartphones que permiten en todo momento localizar con exactitud cualquier objeto o persona.
  4. La revolución del Crowdfunding, la cual ha desatado una ola nunca antes vista en innovación y emprendedurismo.

Esto permite controlar, recibir, mandar e intercambiar información a través de la transmisión de datos, los cuales son una gran oportunidad para aquellas compañías que buscan de la diferenciación, innovación  y de los datos una ventaja competitiva. Sin duda esto afectará en la oferta de los servicios y productos de las organizaciones y también en la publicidad. Cada vez los mensajes serán menos generalizados para ser personalizados al máximo en función de los gustos y preferencias de cada persona. Analizar los datos en tiempo real permitirá predecir tendencias y tomar decisiones más enfocadas y precisas para mejorar por ejemplo la gestión de las ciudades, la energía que se consume, etc.

Ahora bien, cuál será el impacto real que tendrá esta tendencia y realidad está aún por determinar. El internet de las cosas va mucho más allá de conectar objetos a partir de sensores, sino de hacerlos inteligentes dotando de capacidad de gestión y proceso a cualquier tipo de fuente de información, sea la que sea.

Leer más

Compromiso

En los últimos meses he estado colaborando estrechamente con dos empresas que siendo de sectores muy distintos tienen mucho en común y han salido fortalecidas de la crisis. Trabajando en sectores como el financiero y la construcción (lo cual hace aún más destacable su ejemplo), no perdieron la cabeza como muchos y confiaron en una manera de hacer, en ambos casos muy propia, caracterizada por la exigencia y la profesionalidad. Son empresas que llevan en su ADN valores como la prudencia, el compromiso y la voluntad de permanencia y que presentan unos ratios de solidez después de la crisis que llaman la atención.

Mientras otras empresas de su sector optaron por el enriquecimiento rápido, por el retorno inmediato, estas empresas continuaron fieles a sus principios, a la manera como venían haciendo durante años, aunque ello significara no crecer tan rápido.

Las dos empresas se caracterizan por una voluntad de hacer las cosas de la mejor manera posible (aunque ello pueda suponer en ocasiones un menor margen), por apostar por un crecimiento ordenado y racional, por una solidez financiera y por la renuncia de los accionistas a dividendos cuando ha sido necesario. No es casualidad que ambas sean empresas de propiedad familiar, dirigidas por empresarios que tienen una visión clara y un compromiso firme tanto con el proyecto, como con sus clientes y empleados.

Leer más

Herramientas de gestión de marca

Las TIC han impuesto nuevos códigos de comunicación, de relación y de gestión; nuevos lenguajes; nuevos métodos. El mundo es hoy, como consecuencia de la evolución de Internet, más abierto y participativo. Las organizaciones se encuentran en medio de una enorme conversación a la que acceden todos los grupos de interés por igual.

Un contexto que permite a las marcas a escuchar y conversar con sus audiencias de forma constante y transparente. Los medios sociales  -desde las redes sociales, pasando por las webs, blogs o foros de opinión- ofrecen la posibilidad de sacar el máximo partido al diálogo, compartir, gestionar y monitorizar en todo momento las percepciones que generan las marcas.

El avance hacia un mundo más digital ha permitido desarrollar nuevas fórmulas para gestionar la marca y la reputación corporativa. Hoy podemos hablar de reputación distribuida, porque la marca se construye entre todos, y porque la suma de las opiniones en tiempo real es lo que configura la percepción de nuestra marca.

Leer más

La economía de la colaboración: Sharing is caring

colaboración

Si eres un entendido del consumo colaborativo este post no es para ti, o sí, porque en vez de ignorarlo podrás compartir tus conocimientos conmigo y el resto de lectores enriqueciéndolo con tus comentarios.

Eso, señores, es la esencia o germen de la economía colaborativa, el compartir conocimiento.

No escondo, patento, protejo…

No me guardo las ideas para cuando pueda yo solito explotarlas…

Eso era cosa de cuando para que te escucharan debías hacer algo muy notorio, no necesariamente loable, que te sacara a la palestra de los medios de comunicación. Una época en la que las grandes ideas se maduraban en un laboratorio durante años… Una época reciente, pero muy pasada ya. Hoy no, señores, hoy todo vuela, ya muy pocos corren, y es absurdo querer retener el talento y el conocimiento porque hoy, cualquiera con un blog puede lograr que muchos le escuchen.

He empezado la casa por el tejado, he vuelto a soltar el quid de la cuestión en el primer párrafo, y me ha gustado.

Leer más

Llegarás antes a tu cliente por el bolsillo que por los ojos

Míralos, ahí están, son el factor diferenciador entre éxito y fracaso, son lo que permite que tu empresa continúe un día más, son el canal de difusión más fuerte que podrás encontrar nunca, son tus clientes. Y ahora fíjate en ellos, si, prácticamente todos tienen uno o varios ordenadores de escritorio, uno o varios ordenadores portátiles, quizá una tablet, un smartphone, un… ¡un smartphone!

Estamos viviendo un cambio en la manera de llegar a nuestro cliente. Internet es una de las mejores formas de hacerlo, te permite, entre otras cosas, poder segmentar más el mercado y llegar al núcleo de interés, descartando así otros segmentos y haciendo más efectivas campañas de marketing pudiendo ahorrar costes.

Ya tenemos el medio, ahora solo queda especializarse un poco más y utilizar todo el potencial que nos proporcionan los teléfonos inteligentes para ser todavía más efectivos.

Autor: Mike Lau

Autor: Mike Lau

Un mago nunca llega tarde, ni pronto; llega exactamente cuando se lo propone

Todos los días a primera hora de la mañana recibo una newsletter de una conocida tienda de informática. Abro el mail todavía medio dormido, lo miro rápidamente y lo borro, o como mucho, si pudiera interesarme lo aparco en mi inbox hasta que termina siendo borrado en una limpieza. Esto es llegar demasiado pronto, no sólo en término horario, sino seguramente porque estoy recibiendo ofertas que no me interesan en ese momento.

Entro en Amazon, compro una funda para mi iPhone y ahora cada vez que accedo a la web me recomiendan fundas. Tarde, acabo de comprarme una.

Debemos proponernos llegar al cliente justo cuando más probabilidades de convencerlo tenemos y sin que ello conlleve un gasto relevante. Utilicemos ese inocente aparato que lleva en el bolsillo para atraerle.

“Estrategia de contenido es hacerle llegar la información al consumidor en el preciso momento que la necesita” -Scott Meerman

Apple Store

Autor: Ryan Ozawa

Es la hora de comer, pasamos por la puerta de un restaurante y tu teléfono te avisa: “Oferta, 2×1. Tiempo medio de espera 10 minutos“.

Estamos dando una vuelta por nuestra tienda de libros preferida, nos acercamos al lineal de ciencia-ficción y un mensaje: “Ofertas del 5%. Autor destacado: Greg Egan. Novedades: La era de los huesos.

Esto es llegar justo en el momento preciso y cuando más altas son las probabilidades de éxito.

No es el futuro, es el presente

No pensemos en esta tecnología como algo del futuro, es algo que ya existe y se está utilizando. Google lo pone en práctica con Google Now, basándose en posición geográfica, hora y nuestras costumbres, la aplicación es capaz de ofrecernos información relevante para nosotros en ese preciso momento.

Apple también sabe de todo este potencial y ha creado los iBeacons que difiere en funcionamiento a lo empleado por Google. Una baliza, utilizando bluetooth de bajo consumo, podría comunicarse con un dispositivo compatible (iOS, Android o Windows Phone) y enviar estos mensajes. Esto en vez de utilizar el geoposicionamiento se basaría en la proximidad del cliente a alguna zona para ofrecerle información relevante de un producto cercano.

El NFC también podría tener algo que ver con esto, pero la forma de utilizarse sería distinta. En los anteriores ejemplos nosotros llegamos al cliente, este adopta una actitud pasiva. De esta forma por las propias limitaciones de esta tecnología el cliente debería ser el que sacase su terminal y lo acercase a un receptor, sería parte activa entonces.

No nos olvidemos de la weareable technology

Si a esto le sumamos que gracias a dispositivos como el Pebble o el Samsung Galaxy Gear ya no será necesario ni siquiera sacar el smartphone del bolsillo. Simplemente mirando el reloj ya se estará obteniendo la información. Las probabilidades aumentan.

 

Con esto estaremos haciendo que nuestro producto esté entre las opciones reales de compra del cliente, que es un gran paso. Que posteriormente él se interese por nuestra marca y que se fidelice a ella será un camino mucho más sencillo por el interés que hemos despertado y que hasta ese primer contacto no tenía, pero que aún así habrá que recorrer.

Leer más

¿Consumidor o I+D?

Si entendemos la innovación como la acción de intentar satisfacer mejor las necesidades surgidas en un contexto concreto, podemos afirmar que para algunas empresas nunca antes había sido tan fácil innovar.

Las empresas que mediante sus productos, comunicaciones y acciones han sabido proyectar una visión alineada con el contexto, utilizando los canales sociales como una herramienta de valor para los consumidores, difundiendo información relevante o estableciendo un contacto de atención con el cliente, han creado, sin saberlo, un laboratorio de I+D.

Un laboratorio formado por sujetos motivados y altamente vinculados con la marca que, de una forma voluntaria y desinteresada, consumen parte de su tiempo pronunciándose en entornos controlados por la empresa. La información generada en éstas conversaciones es de gran valor  pudiéndose a su vez, identificar y medir.

Una gestión inteligente de los canales sociales permite identificar potenciales palancas de crecimiento para distintas áreas de la empresa. Incluso la tecnología nos permite crear entornos de cocreación, como ha sido el caso de Lego o BMW.

La capacidad de generar información así como la capacidad de procesar los datos, las infinitas plataformas existentes y los actuales canales de comunicación hacen pensar que la microsegmentación y la personalización de la información (publicidad) es ya una realidad. Por ello, una gestión eficiente de los datos es imprescindible para el futuro cercano de las compañías.

Las marcas que no sepan expresarse con naturalidad en este nuevo contexto y que no tengan una gestión estratégica con unos objetivos bien definidos, pueden sufrir a medio plazo un déficit de I+D y de engagement difícil de superar.

Leer más

Medir o medir; esa es la cuestión

Tradicionalmente la medición ha sido la gran olvidada en procesos vinculados al marketing. Hay una frase de John Wanamaker que pasará a la historia en este sentido: “Se que la mitad del presupuesto de marketing es inútil; el problema es que no sé qué mitad”.

En realidad todos los que llevamos años trabajando en el sector hemos experimentado cómo los recursos disponibles eran invertidos más en la generación de campañas publicitarias que en la medición de las mismas. La medición quedaba para el previo, en el que había que escoger si invertir en televisión o diversificar a través de otros medios en base a los tipos de audiencias. Y los indicadores que medían (y miden) las audiencias estaban basados en criterios socio-demográficos demasiado generales, como para poder llegar a tener un conocimiento veraz de cómo iba a funcionar la apuesta de inversión concebida para una campaña.

Había dificultades importantes para medir tanto qué iba a funcionar como si había funcionado o no.

Y es que lógicamente, y dadas las fórmulas tradicionales de acercamiento a los diferentes públicos de una empresa, había un antes y un después de una campaña, cuyos datos asociados podían ser medidos de forma aproximativa, y que no permitían subsanar de forma ágil y económicamente viable los problemas que surgían por el camino al darnos cuenta de que habíamos entendido mal lo que estas audiencias no muy bien atendidas estaban demandando…

Esto es pasado.

Leer más

La carta como objeto de coleccionista

Siempre he sentido mucha curiosidad por el diseño de la papelería corporativa de empresas, tratar de descifrar el por qué de ese icono, la tipografía utilizada… pero va más allá si es en el caso de una figura pública, ¿Por quién fue diseñada? ¿Por qué esa composición? Pero lo que me resulta más interesante es como con el tiempo, cobran un plus añadido y se convierten en una obra de arte o un objeto de coleccionismo debido a que en ocasiones, ellos mismos llevaban a cabo el diseño o la ideación como es en el caso de los diseñadores o artistas.

En cuanto al diseño de las mismas, algunas veces van ligadas a un momento corto en el tiempo, como por ejemplo el lanzamiento de un disco (como es el caso de los músicos, la tipografía es la utilizada en el single más vendido, etc…), una obra de arte muy famosa… Visualmente, algunas son muy rompedoras con toda clase de normas establecidas y hace que nos aproximemos más al personaje que representa como podemos observar.

¿Imaginas tener una hoja de carta del estudio de Warhol? ¿Y de Frank Lloyd Wright?

He aquí algunos ejemplos curiosos.

 

The Rolling Stones y Michael Jackson

1

Keith Haring y Andy Warhol

2

Saul Bass y Paul Rand

 3

Frank Lloyd Wright

4

Leer más

Un nuevo paradigma para las marcas? La dinámica de la vida aplicada a las marcas.

Sabemos que la vida tiene una cualidad dinámica que hace que percibamos el mundo de una manera más cambiante y menos estática, en contra de como tal vez desearían las marcas, que crearían experiencias de marca globales y estáticas para poder controlarlas mejor.
Sin embargo, cada vez se da menos esta circunstancia, y hay que adaptarse con rapidez a la información, facebook, twitter, y las nuevas tendencias.

Pero no sólo influyen estos tópicos relacionados con internet y la rapidez de difusión de la información que circula, también estamos asumiendo cada vez más desde un punto de vista global y social la naturaleza cambiante de las cosas, no sólo debido a internet y el mundo digital, sino también por la propia cualidad del mundo que nos rodea. No es que antes no fuera así, la vida siempre ha sido así, pero la tecnología, paradójicamente, no nos ha alejado de la auténtica naturaleza del mundo, sino que nos está acercando más a su esencia.

Esto hace que las marcas tengan que vivir más al día, con más realismo y menos ideales, adaptarse con rapidez, estar atentos a muchos aspectos.

Leer más

Las ciudades de Italia se renuevan

Me ha llamado la atención que en el último mes tres de las ciudades más importantes cultural y económicamente del norte de Italia han renovado su identidad bajo concurso público abierto. Se trata de Génova, Florencia y Bolonia.

De las tres identidades ganadoras en mi opinión hay dos que se han quedado cortas (Génova y Florencia) y una (Bolonia) que ha conseguido un identidad potente, viva y con personalidad. Seguramente ese es el peligro que tienen los concursos abiertos.

Leer más