#noaladefinicionitis, esta vez sobre insights, drivers, needs & trends

Tengo la horrible sensación de luchar contra un mal endémico que, no sólo no va remitiendo y persiste, sino que encima parece estar tendiendo a la epidemia. Sí, he notado un brote y estoy tomando medidas.

Es la definicionitis: un verdadero mal que afecta a varias disciplinas y profesionales, pero especialmente al branding.

Como digo es endémico, no es nuevo, y me repito por ello como el ajo. No me importa, hacen falta impactos. Decir una y otra vez lo mismo pero de distinto modo, o no, hasta que cale. Dudo que pueda erradicarlo, pero valgan mis palabras como vacuna para algunos pobres despistados, que con cada nuevo palabro o palabro de moda, creen que nació algo nuevo, mucho más grande que una simple palabra para denominar lo ya existente.

Captura de pantalla 2013-09-20 a la(s) 10.56.54

Os remito a mi misma en posts escritos en 2011 para recordar que mis ideas y convicciones branderas no han cambiado sino que se afianzan férreamente, post en los que luchaba contra la definicionitis sin llamarla así ;) :

Concepto, idea, esencia de marca… ¿estrategia?

Español-Branding Branding-Español

Como dice el título del post esta vez me inspira la urticaria el tema de los insights,

(¡¡¡¡¡¡por favor no confundamos la importancia que le doy a los temas concretos con mi aversión a los términos empleados!!!!!!)

pero perfectamente podría haberlo escrito con el maravilloso Branded Content. Sólo una pausa para una anécdota:

Una estudiante del master de branding de la Universidad Pontificia de Salamanca me contó, que en la misma edición de master en la que había todo un módulo de Branded Content, otro profesor tituló su clase, o un escrito o algo similar, con la consigna: “El Branded Content no existe”. Me parece maravilloso porque esos estudiantes aprendieron una lección de vida mucho más que de branding: “escucha, lee, absorbe, pero saca tus propias conclusiones. Pero sobre todo, no confundas palabras con conceptos”.

Realmente lo único que puedo criticar del término “insight” es que de nuevo tiene lo que yo de adolescente (mucha vocación y ganas pero poca credibilidad) y que sin embargo algunos parecen querer poner de moda. No despistemos con #definicionitis:

Para poder formular cualquier conclusión, para llegar a cualquier idea innovadora, para pretender ser distintos y aportar algo, para todo trabajo riguroso en definitiva, tenemos que investigar previamente y cuanto más profundo mejor. Si el tema además tiene que ver con las personas, y el branding va de eso, de personas, una investigación profunda es lógico que entre en los anhelos, las necesidades, los deseos, las aspiraciones, los miedos, las motivaciones, los frenos… todo lo que un persona tiene “in side” y que debemos mirar dentro por tanto para verlo (insight).

Por tanto el tema de los insights ni es nuevo, ni es exclusivo, ni podemos decir que es algo distintivo o no. Un insight no es más que lo que el término dice “algo que está dentro”, y el único matiz que me parece válido e interesante aportar, es que cuanto menos salte a la vista, más profundo o menos reconocible, esté ese sentimiento, más potente conexión lograremos si lo detectamos y asociamos a nuestra marca.

 

*Espero sepáis perdonar si se ha notado un toque fatalista y la referencia a las enfermedades. Se debe a que estoy releyendo a Gabriel García Márquez en su “El amor en los tiempos del cólera”, una auténtica maravilla de la literatura, y no he podido evitar dejarme contagiar. Hay cosas de las que sí merece la pena envenenarse.



0 comentarios
Enviar comentario