“American Tintype”

Si no estás familiarizado con el tintype, probablemente lo has relacionado con algún concepto tipográfico. ¡Pero, no! Es, de hecho, una forma de fotografía del siglo XIX.
El daguerrotipo.

“American Tintype” es un corto documental de Harry Taylor, un artista de Carolina del Norte especialista en disparar todo tipo de fotografía. Harry Taylor empieza a trabajar con el daguerrotipo después de la muerte de un ser querido.

Ver vídeo:  American Tintype

La Historia de la fotografía empieza oficialmente en el año 1839, con la divulgación mundial de este primer procedimiento fotográfico. Fue desarrollado y perfeccionado por Louis Daguerre a partir de las experiencias previas de Joseph-Nicéphore Niépce, y dado a conocer en París, en la Academia de las Ciencias francesa.

El daguerrotipo es un proceso por el cual se obtiene una imagen en positivo a partir de una placa de cobre recubierta de yoduro de plata. Tras ser expuesta a la luz, la imagen latente se revelaba con vapores de mercurio, que daba como resultado una imagen finamente detallada con una superficie delicada que había de protegerse de la abrasión con un cristal y sellarse para evitar que se ennegreciera al entrar en contacto con el aire.

Inicialmente, el proceso de Daguerre no era excesivamente sensible a la luz, pero tras los considerables avances los tiempos de exposición se redujeron, y a comienzos de la década de 1840 la mayor parte de las capitales y grandes ciudades europeas tenían por lo menos un estudio de retratos y los fotógrafos ambulantes recorrían las ciudades más pequeñas. Se utilizaba fundamentalmente para retratos, y curiosament, como la imágen tomada era en blanco y negro, empezó a colorearse a mano, lo que vino a denominarse “pintura para pobres”.

La relación del daguerrotipo con las artes plásticas se la plantearon desde un primer momento tanto el propio Daguerre -pintor de dioramas- como otros pioneros de la fotografía. Se ponía el nuevo invento al servicio del arte de la pintura y del dibujo, y se veía como un gran avance con respecto a las asistencias anteriores de la cámara oscura, de la que se auxiliaban los pintores para delinear los contornos de los objetos: gracias al daguerrotipo, se conseguía fijar con precisión las imágenes que antes sólo se reflejaban en la cámara oscura.

El fotógrafo español Joaquín Hysern y Molleras, al presentar el daguerrotipo, distinguía entre la imitación exacta, fiel y científica del nuevo invento y la imitación ideal que el arte realiza de la bella naturaleza. Se valía de categorías críticas de la estética neoclásica: la mimesis icástica -imitación de la naturaleza como fin esencial del arte- y la fantástica, o de lo particular y de lo universal, o naturalista e idealizadora.

Os animo a seguir indagando sobre todos los planteamientos surgidos a raíz de la aparición del daguerrotipo.

La belleza de saber de dónde vienen las cosas.

Links de interés: HARRY TAYLOR, MAT MORRIS

Bibliografía: Ferraz Martínez, A. Pintar, retratar, daguerreotipar.



0 comentarios
Enviar comentario