Branding de moda

En el sector de la moda, donde la personalidad de sus afamados diseñadores se convierte en sus señas de identidad, donde las individualidades son la esencia del carácter diferencial de sus productos, donde lograr que éstos sean únicos, reconocibles y deseados constituye su objetivo primordial –la razón misma de su existencia-, resulta sorprendente que un número importante y representativo de ellas hayan optado por compartir el mismo color en sus respectivas identidades visuales.

Marcas de moda

En un sector de encarnizada lucha por la diferencia, por producir productos reconocibles y únicos, se renuncia a reflejar su propia personalidad en sus identidades respectivas, es más, se comparte un mismo color entre los competidores. Y ese color que se comparte no es otro que el negro, en sus versiones positivas y negativas.  Sorprendentemente no hay color en el mundo del color.

Uno quiere deducir que en un entorno tan cromático como el de la moda se opta por el negro por aquello de no querer interferir en el variopinto cromatismo de sus productos así como para mantenerse al margen del aceleradamente cambiante ámbito de las tendencias de color, uno de los pilares en que se fundamenta la moda.

Queda para otro día la reflexión de por qué consideran que el negro no resulta inconveniente para el cromatismo de las tendencias cuando el negro es precisamente un color que difícilmente dejará de estar en todas las tendencias de la moda. Un año sí y otro también.

¿Será que no consideran el negro como un color?



2 comentarios
  1. Jorge says: 1 febrero 201216:48

    Comentario

    Hola Josep:

    Creo que las grandes marcas de moda, o “firmas” como prefieren denominarlas sus gestores, emplean el blanco y negro como colores de base corporativos por la atemporalidad de los mismos, en yuxtaposición a la coyunturalidad de sus propuestas.
    Las propuestas de moda son tan necesariamente efímeras como imperecederas son sus marcas. Es la dinámica de su modelo de negocio, mantener la estabilidad de la marca entre el permanente estado provisional de las tendencias. No son muchas las que lo consiguen.

  2. Elena Estruch says: 13 septiembre 20127:29

    Hola Josep:
    Me ha gustado tu reflexión, pero probablemente el motivo sea porque cuando se diseña un logotipo de marca tiene que resultar claramente identificable, tanto en sus colores corporativos como en negro o lo que se le denomina la imagen en negativo. Esta silueta en negro es fácilmente reconocible sobre cualquier soporte, es el color en el que únicamente destaca la imagen. Un saludo.

Enviar comentario