Re-naming la gripe

Ante un declive significativo en los precios internacionales de los productos de cerdo procedentes de  Estados Unidos; y ante la negativa de Rusia y  China de importar productos porcinos de Méjico y algunos estados americanos; la Secretaría de Agricultura de Estados Unidos, así como  el National Pork Producer’s Council  (Consejo Nacional de Productores de Cerdo – NPPC) han reaccionado con un esfuerzo de re-naming para la gripe/ influenza conocida popularmente como la “gripe porcina?.

El argumento: La gripe, si bien tuvo su origen en los cerdos, al  haber mutado a un virus humano, transmitido por el contacto persona-a-persona, no debería estar relacionada, a nivel de naming y consiguientes asociaciones mentales, al animal ni sus productos derivados.

El estado judío también ha decidido cambiar el nombre de la pandemia. Según Yakov Litzman, Viceprimer Ministro de Salud israelí, el brote de gripe porcina debería llamarse “Gripe mexicana?, en deferencia a las sensibilidades musulmanas y judías de no comer carne de cerdo ni pronunciar el nombre del animal; pues la referencia es ofensiva para las dos religiones . Y yo me pregunto cómo deben sentirse los mejicanos ante éste comentario.

Adoptando una posición más “objetiva?,  la Organización Mundial de la Salud  ha comenzado a llamar al virus por su nombre científico: “2009 (A) H1N1, humano?. ¿El problema? No tiene mucho gancho, es difícil de recordar, de twittear, y de hacer chistes con un nombre tan frío y largo. Por tanto, no ha calado; mundialmente, seguimos llamándola gripe porcina.

El Director de Comunicaciones de la NPPC comenta que este problema de naming  “está destruyendo la vida de muchas personas? (vía CNN). Si bien la enfermedad no se contrae por el consumo de productos porcinos producidos bajos controles adecuados de calidad; la asociación mental directa es muy fuerte, y las ventas inevitablemente bajan, destrozando el mercado.

Es un problema de percepciones, de relaciones públicas, de comunicación, de opinión pública y hasta pánico colectivo que difícilmente se solucionará con un re-naming. Mucho menos con las sugerencias que existen hoy por hoy sobre la mesa:

  • “Influenza Norteamericana? (Sugerido por Smithfield Foods Inc.): Trasladando así el boicot  a ciertos productos; al boicot a un continente entero.
  • “Influenza Híbrida? (sugerido por The American Farm Bureau Federation): Difícil de entender. ¿Híbrido cómo? Y si es híbrida entre cerdos y humanos, no se soluciona el problema, siguen implicados los “chivos expiatorios?.
  • “Gripe Mejicana? (Jacob Litzman, Viceprimer Ministro de Salud israelí): Un poco ofensivo, en nuestra opinión, sin hablar de las consecuencias económicas que podría traer para el país (mayores a las que está sufriendo actualmente).
  • “H1N1“(sugerido por la OMS): Poco probable que las personas prefieran utilizar una combinación alfanumérica para denominar un tema tan cotidiano

Podríamos abrir un buzón de sugerencias mientras disfrutamos de un buen embutido con pan con tomate.  



3 comentarios
  1. marga says: 12 mayo 200916:35

    Influència! La paraula es influència!
    Influència política, influència econòmica… poseu-hi el cognom que vulgueu i, tot plegat esdevé molt perillós…

  2. ll. says: 12 mayo 200921:43

    No sé on ho vaig sentir, però li deien grip A. Em sembla millor que qualsevol dels anteriors, ja que com que anirà mutant, podrem anar-les classificant alfabèticament com a les matrícules dels cotxes… I quan acabem les lletres, hi podrem afegir els números grip 1924GMN, i després inclús afegir-hi inicials segons el país!

  3. ll. says: 13 mayo 200919:54

    iep! quan deia anterior, volia dir els que esmenten a la notícia!
    el de la Marga em sembla de puta mare…

    ; )

Enviar comentario