Betty Crocker: branding con rostro humano

En 1921 la empresa General Mills, entonces llamada Washburn Crisby, inventó el personaje de Betty Crocker para personalizar respuestas a las cartas de sus consumidores. El nombre fue elegido por percibirse como alegre y representativo de la sociedad americana. A esta técnica de crear marcas persona, una tendencia muy en auge en la última década, se la denomina personal branding.
Betty Crocker se transformó en un representante de la compañia de harinas y otros proyectos sobre “economía doméstica” de Washburn, incluyendo una franquicia de escuelas de cocina  diseñadas para testear y mostrar sus productos y recetas. La popularidad de Betty fue tan en aumento que en 1936 la compañía decidió darle un rostro que la personalizara y acercara más a los hogares de toda América.

En 1950 el primer libro de cocina de Betty Crocker fue publicado y rapidamente se transformó en un infaltable de las cocinas norteamericanas. Desde entonces, el nombre de Betty ha sido usado sobre una amplia gama de productos y su imagen actualizada 8 veces. La última en 1996. Ahora Betty Crocker tiene su propia página web, e incluso da nombre a un personaje de la serie de Fox PrisonBreak.



0 comentarios
Enviar comentario