Tipografía en la pre-campaña estadounidense

Como vimos en un post anterior, todas las identidades gráficas de las campañas norteamericanas son muy parecidas: usan una gama cromática definida por la bandera, representaciones gráficas de la bandera, año de la campaña… Y unas tipografías muy similares, la mayoría son de las denominadas vernaculares americanas.

Tan similares que los candidatos Barack Obama y John Edwards llegan a utilizar exactamente la misma tipografía en su comunicación: Gotham. Hillary Clinton usa una muy similar.

obama

johnedwards

hillaryclinton

Esta tipografía permite realizar mensajes de gran impacto, es geométrica, equilibrada y respira solidez. Todo ello es muy positivo en una campaña política. No nos debe engañar el hecho que es una tipografía que empezó a gestarse en el año 2000, ya que está basada en los rótulos que conforman el paisaje de las ciudades estadounidenses, según explica la fundición responsable de la tipografía.

Every designer has admired the vernacular lettering of the city, those no-nonsense letters of paint, plaster, neon, glass and steel that figure so prominently in the urban landscape. Gotham is an iconic adaptation of this vanishing style, in twenty styles.

Así, que ni la tipografía se salva de la uniformidad y el nacionalismo estadounidense en las campañas; se centran en las tipografías vernaculares, sean serif o sans.

La fundición distribuidora de Gotham Hoefler & Frere-Jones analiza el uso de Gotham en la campaña de Obama.

(…) one thing we can say as type designers is that Gotham isn’t pretending to be anything it’s not, which makes it an unusual and refreshing choice for a campaign. Political typefaces have a way of being chosen because they underscore (or imagine) some specific aspect of a candidate, working hard to convey “traditional values” or “strength and vigilance,” or any number of graspable populist notions. The only thing Gotham works hard at is being Gotham. (…)

Es cierto que es una tipografía aparentemente neutra, pero, como sabemos, la neutralidad no existe. El origen de Gotham hace que sea claramente reconocible como propia de EEUU por el público al que va dirigida, y eso, en campaña, es un valor muy fuerte.

Más información de Gotham de la mano de Jonathan Hoefler y a Tobias Frere-Jones en los extras del documental Helvetica.



0 comentarios
Enviar comentario