China, un país emergente…

… una marca consolidada

Napoleón ya lo advirtió: China es un gigante dormido; dejémosla que duerma, porque cuando despierte, el planeta temblará. Potencial no le falta: un mercado interno de 1.200 millones de personas, crecimiento económico de dos dígitos desde hace años, futura sede de la celebración de los Juegos Olímpicos de Pekín 2008…

Los objetivos para este Año del Cerdo Dorado (que se abrió con la luna llena del 17 de febrero) son ambiciosos porque se considera que el cerdo es un buen augurio (algo similar a deseo que consigas muchas riquezas). Los resultados están ahí: China ya es el cuarto destino más visitado del mundo tras desplazar a un país de la talla de Italia.

Sintetizando, para construir una marca país sólida es necesario implementar una triple estrategia: turismo (imagen del país), inversiones (perspectivas de beneficios) y productos y servicios (referencias). El éxito en estos tres apartados explican en gran medida que China se haya convertido en una de las marcas más importantes del último año.

china-cerdo-sello.jpg

Y es que, con más o menos controversia, China se ha colado en muchos de los más prestigiosos ranking de las marcas más influyentes del mundo, codo a codo con firmas como Apple, Microsoft o Coca-Cola. Si hace muy pocos años China se asociaba a ‘barato, masivo y de mala calidad’, hoy ha sido capaz de reconvertir parte de su capacidad de producción con un nuevo significado de marca.

De hecho, según el último índice Anholt de marcas nacionales, China ocupa el 19 lugar, sólo ocho puestos por detrás de España. Para reforzar su comportamiento ascendente el gobierno de Pekín ha contratado los servicios de la prestigiosa firma de relaciones públicas Hill & Knowlton.

cat.jpg



1 comentario
  1. Gorka says: 26 marzo 200917:40

    es todo mentira cerdo comunista

Enviar comentario