Francia exporta atributos de cultura

Francia exporta sus atributos de cultura a través del Louvre.

Lo hemos visto en un reportaje que firmaba Anatxu Zabalbeascoa en la revista dominical de El País: Abu Dhabi tendrá su propio Museo del Louvre. Francia, uno de los destinos turísticos más importantes del mundo y con una trabajada imagen de cultura de alto nivel, está exportando el significado de su marca a otros países.

Abu Dhabi concentra casi el 10% de la producción petrolífera del mundo y el 4% de la de gas natural. Pero sabe que esos recursos son limitados y ha decidido actuar. Invertir. Diversificar la economía, apostar por una nueva fuente de inversión: el turismo de altos vuelos.

El museo será operativo dentro de 5 años gracias a un acuerdo entre el jeque sultán Bin Tahnun y el Ministerio de Cultura francés. El encargado de diseñar el edificio es el también francés Jean Nouvel.

web.jpg


Pero los atributos del Museo del Louvre no es a lo único que aspira Abu Dhabi para posicionarse en el mercado turístico internacional. Mientras que la cercana Dubai ha optado por ese renombrado hotel en forma de vela, Abu Dhabi contará no sólo con el Museo del Louvre, sino que está creando un “barrio cultural? que contará con un Guggenheim firmado por Frank Gehry, un teatro de la iraquí Zaha Hadid, un museo obra del japonés Tadao Ando…

Como afirmó el ministro de Cultura de Francia, Renaud Donnedieu de Vabres, no estamos aquí para transformar la cultura en un producto de consumo. No vamos a vender el legado cultural francés. Al revés. Estamos aquí para llevar nuestra cultura alos lugares del mundo donde la valoran. Frente a esta postura, el 13 de diciembre de 2006 Le Monde titulaba un artículo con el inequívoco: Los museos franceses están en venta.

El Louvre de Abu Dhabi se inaugurará con 300 obras. Las expondrá el primer año. Y el número de piezas cedidas disminuirá a medida que el centro árabe vaya formando su propia colección, presumiblemente, de arte islámico. Aunque eso está por ver. No está escrito en ningún sitio. Lo que sí figura son más números: sólo por la cesión del nombre, la marca Louvre, el museo parisiense percibirá 400 millones de euros.

211981[1].jpg



0 comentarios
Enviar comentario