¿El gran timo?

Lo que hace un buen diseño y naming….

El chocolate NoKA es conocido por ser uno de los más caros del mundo. Sus precios oscilan entre los 230 y… 1.500 euros por kilogramo.

Los productores de este chocolate alegan en su website que “viajan hasta las selvas más recónditas buscando el cacao más perfecto para fabricar el chocolate con el cacao más raro y puro. También comentan que el proceso de fabricación de su chocolate es largo y difícil. Proceso que comienza por la obtención del cacao de las plantaciones seleccionadas. Una vez que el cacao se ha limpiado y asado se machaca hasta obtener una pasta muy fina llamada licor del chocolate, después se agregan otros ingredientes, entre los que se incluyen azúcar y vainilla y se moldea la mezcla. Todos los grandes chocolateros se sienten orgullosos de este proceso. Y no es para menos, pues es el más importante.

Sin embargo, Dallas Food ha realizado todo un trabajo de investigación que se puede leer aquí y en el que descubren que Noka (empresa de una pareja americana de Plano, Texas, con sede en su apartamento de una habitación) compra el chocolate a un proveedor le da forma y luego lo vende. El chocolate es de calidad, pero no es de elaboración propia.. En definitiva, el elevado precio
no puede adjudicarse al elaborado proceso de manufactura/mano de obra especializada.

chocolate.jpg

Tampoco hay justificación en los ingredientes: Utilizan chocolate Bonnat, un buen chocolate, pero no uno que amerite un recargo del 1300%

Según la noticia, el NOKA se apoya en su nombre, su packaging y su imagen para lograr una ganancia de casi el 4400% en algunas colecciones. La creación de la denominación está en línea con las “reglas básicas? de creación de nombres para marcas de lujos de este sector. En el caso de los chocolates: El nombre debe sonar latino (lugar histórico de plantación de cacao: Ecuador, Venezuela, Trinidad, México) o posiblemente Alemán o Escandinavo; cualquier cosa menos americano o suizo. Su packaging de diseño y minimalismo le confiere un aire de exquisitez. Y su “historia? acerca de la fabricación artesana y detallista/gourmet de las piezas le proporciona una imagen de finura, distinción y sensibilidad.

Anexo unas imágenes, y saquen sus propias conclusiones:

choco2.jpg



3 comentarios
  1. Javier says: 1 marzo 200712:31

    Este caso insólito de Noka (ver para creer) me recuerda a las zapatillas Black Spot. Lanzadas al mercado en 2003 su página web afirma que con ellas entramos en “the world’s first global anti-brand: the Blackspot sneaker. A shoe and a message and a vision of the future” (http://adbusters.org/metas/corpo/blackspotshoes/).
    La revista Adbusters sirve de plataforma para los pedidos. El precio: unos módicos 120 dólares.
    Sus impulsores aseguran competir con Nike con una anti-marca (que, sin duda, también es una marca). Las he visto sólo en un par de ocasiones: tienen una ‘suciedad’ calculada, son eso que llaman rebel-fashion y pijo-trash, y su marca es un contrasentido que me parece cínico: The Blackspot Anticorporation.

  2. DAISY says: 16 noviembre 200723:38

    BUENAS TARDES: NUNCA HE PROBADO SUS CHOCOLATES PERO ME IMAGINO SU EXQUISITEZ DEBE SER IMPRESIONANTE. SOLO QUIERO FELICITARLES Y PRESENTARLES UNA INQUIETUD HACERCA DE LA MAQUINARIA, MANEJO Y COSTO DE MANO DE OBRA QUE SE TIENE PARA LA FABRICACION DE LOS CHOCOLATES

  3. Miguel says: 21 noviembre 200715:54

    Un claro ejemplo del valor de la marca, ya que no del valor del producto. Salvo porque, si es cierta la historia, todo se basaría en una mentira… ¿qué pensaríamos si no existiese tal “fábula”, y sólo se justificase su precio por su diseño / estética / experiencia de exclusividad ? Pues no es ni más ni menos que lo que nos hacen las demás marcas.

Enviar comentario