Bling Bling

trump-gucci1.jpg

La casa de moda italiana de lujo, Gucci (pret-a-porter y accesorios), abrirá su tienda más grande en el mundo en la esquina noreste de la Calle 56 y la 5ta avenida: en el número 725 de la 5ta en la Torre Trump. La tienda, que será inaugurada en el año 2008, contará con tres plantas y 45mil pies cuadrados de paraíso de lujo.

De ahora en adelante, la Trump Tower -el buque insignia de la marca Trump- y la marca Gucci estarán para siempre vinculados en Nueva York.

Para algunos, el asociar Gucci con Trump no es algo positivo para la marca italiana. Para otros, es una dupla perfecta: Gucci es una marca que va de ostentación y lujo exacerbado, rayando en el mal gusto, por tanto ¿Qué podría ser mejor que colocar su gran tienda en la Torre que lleva el nombre del hombre que personifica la riqueza excesiva?

Donald Trump ha estampado su nombre en concursos de belleza (Miss USA, Miss Universo), programas de televisión (The Apprentice), tiene actualmente una pelea pública con una celebridad americana (Rosie O’Donell), y exoneró públicamente a la Miss USA en un acto público de perdón llevado a cabo -¿en dónde más?- en la Torre Trump. Y es que… nadie lo hace más grande o llamativo que Donald Trump.

Por ello, muchos sienten que Gucci está cambiando exclusividad por excesividad (brillo y tamaño). La teoría de conspiración actual es que Gucci quiere dejar de ser la marca de la abuelas-ricas para convertirse en la favorita de los nuevos-ricos; los mismos que aman al Donald.



1 comentario
  1. Croft says: 31 enero 200714:22

    La verdad es que creo que es una mala decisión para la marca, ¿Donde queda la gloriosa época de GUCCI con Tom Ford? (que llevo a la marca de la bancarrota a ser lo que hasta la fecha ha sido: una marca de referencia de lo exclusivo, del buen hacer y del estilo) ¿Porque estropear su magnifico legado? ¿Qué persona con un poco estilo y glamour, quiere que su modelito para ese cocktail exclusivo en la gran manzana o su vestido de noche para El baile de la rosa se asocie al dudoso gusto para vestir y actuar de Trump, J.Lo, Paris Hilton y Hugh Hefner?

    Bienvenidos nuevos ricos del petróleo ruso, magnates árabes de gusto dudoso, nuevos ricos americanos con peluquín y copias vivientes del más puro estilo Paris Hilton, adios al Glamour de las pasarelas, chau chau a volver asociar un bolso de la marca con el estilo Jackie Kennedy.

Enviar comentario