El Banco Santander se sube al monoplaza de Fernando Alonso

La entidad patrocinará al equipo McLaren-Mercedes

EP Madrid. El banco Santander se convertirá en patrocinador oficial de McLaren-Mercedes, el equipo en el que militará Fernando Alonso la próxima temporada, a partir del 1 de enero de 2007. En concreto, el Santander introducirá su marca en los coches del equipo para 2007, en los monos de los pilotos (pecho y mangas), de los mecánicos (espalda) y en los cascos y otros elementos. Además, el banco podrá utilizar la imagen del coche y de Alonso para promocionar sus servicios financieros a nivel mundial.

El presidente y consejero delegado del Grupo McLaren y principal responsable de la escudería, Ron Dennis, y el director general responsable de la División de Comunicación, Marketing Corporativo y Estudios del banco, Juan Manuel Cendoya, firmaron en las oficinas de la entidad en Madrid el acuerdo de patrocinio, que se extenderá durante cinco años.

Audiencias millonarias
El banco que preside Emilio Botín explicó en un comunicado que este patrocinio se enmarca en la estrategia de reforzar el posicionamiento y notoriedad internacional de la marca Santander, situándola a la altura de los grandes bancos del mundo.

En este sentido, el Santander destacó que las retransmisiones de Fórmula 1 alcanzan una audiencia de más de 2.000 millones de personas en 200 países y en los mercados en los que el banco concentra su presencia, más de 700 millones de espectadores siguen las carreras a lo largo del año, con Brasil, Italia, Alemania, Reino Unido y España a la cabeza.

Sólo en España, la última carrera en la que participó Fernando Alonso, proclamándose por segunda vez campeón del mundo, reunió a más de 8,6 millones de espectadores. El logotipo del Santander podrá verse por primera vez en la presentación del equipo Vodafone McLaren Mercedes en Valencia, los días 14,15 y 16 de enero del próximo año.



3 comentarios
  1. Brad Brand says: 31 octubre 200619:11

    Es una apuesta muy importante para una marca que ha trabajado muy bien estos últimos años (Queremos ser tu banco – El valor de las ideas) y que no sé si acierta con este patrocinio, porque algo tan “grande? como esto no es únicamente un órdago en términos de posicionamiento (Alonso puede perder, puede atropellar a un mecánico, puede morir o puede volverse todavía más antipático…) sino porque esto cuesta una pasta y, por muy Santander que sea, seguro que sus presupuestos de marketing lo van a notar (dudo que este contrato baje de los 50 millones de euros por año)…

    Abro el debate con dos temas muy concretos, pero me gustaría que lo comentáseis desde la perspectiva que os apetezca.

    1. “Este patrocinio se enmarca en la estrategia de reforzar el posicionamiento y notoriedad internacional de la marca Santander, situándola a la altura de los grandes bancos del mundo”
    – Si tuviera ese objetivo, lo que yo no haría es patrocinar al españolito de turno. Ante el público internacional, parece que quieren reclamar más su condición de banco español que de banco líder. Si quieren ser un banco number one tienen que patrocinar a un number one, pero no necesariamente español. Se me ocurre que sería mucho mejor idea hacerlo con Federer o con Chumajer (si no se hubiese retirado), pero entendedme: un líder verdaderamente internacional. Ojo: no discuto que Alonso no lo sea, pero la percepción es la realidad y el Banesto está patrocinando a un español antes que a un líder y eso a mi me resulta un tanto provinciano y, por tanto, no propio de uno de los grandes bancos del mundo…

    2. “Audiencia de más de 2.000 millones de personas”
    – Este comentario no va de branding, pero es que el rollo de las cifras es el gran cachondeo del siglo XXI: pero como coño van a ver un 33% de la población mundial la F1 cuando ni siquiera ese porcentaje de personas dispone de un televisor!? Es que dudo que en la Tierra haya 2000 millones de personas que dispongan de agua potable! Europa+USA+Japón no llegan ni a los 1000! Y todavía lo tendrían que ver 1000 millones de personas más (sin tener en cuenta que todos los europeos, todos los yanquees y todos los japoneses deberían de verlo, ¡todos!). Pero es que es alucinante… Si la carrera más vista en España la vieron 8 millones de los 43 millones de habitantes (menos del 20% de la población del país del campeón mundial de F1), no me creo que en el resto del mundo el porcentaje sea superior (33%)… En fin, el gran cachondeo del siglo XXI…

  2. SalvadorGràfic says: 3 noviembre 200616:05

    Joven, triunfador y español

    La incrusión de personalidades deportivas en la publicidad se está generalizando. Esto sumado a la etapa de éxito de deportistas españoles genera una combinación propicia para la inversión de capital en patrocinio deportivo.
    La creación de valor para una marca por identificación con personaje deportivo de éxito es tan obvia como eficaz si además este personaje es español ya tenemos un objetivo perfecto.
    Aún tratandose de cifras notables, la repercusión informativa y la presencia de marca en radio, TV y prensa es extraordinaria debido a los éxitos del asturiano y claro, ahora que gana, todo el mundo es experto en vueltas rápidas, pneumáticos y par motor, del mismo modo en que el Banesto subió el Alpe d’Huez 6 veces con Indurain.
    Pero no nos equivoquemos. El dinero, y los bancos como máximo exponente, no apoyan el deporte o las obras sociales, solo apoyan la repercusión mediática que revertirá en mayores dividendos.

    € llama a $, y hago la distinción a conciencia porque el dinero no conoce idioma ni nacionalidad.

  3. elcine says: 29 mayo 200719:29
Enviar comentario